La energía mágica de los dolménes en La Rioja Alavesa

Empezar un nuevo año es todo un brindis a los nuevos deseos y sobre todo a los nuevos retos que nos esperan en el camino. Todos comenzamos con nuevos propósitos y metas para ampliar  y enriquecer nuestros horizontes. Qué mejor primer objetivo que conocer y reconocernos desde los orígenes…La Rioja y la Rioja Alavesa a través de nuestra historia y desde el principio de los tiempos…

Por eso, esta semana  hemos querido contagiarnos de la mágica energía de nuestra geografía y de su legado más milenario. Las primeras sociedades y sus primeros asentamientos en nuestro querido valle del Ebro. Aunque la visitemos una y otra vez, siempre resulta un nuevo descubrimiento. A muy pocos kilómetros  de Logroño y de Laguardia podemos visitar, de manera muy accesible y fácil, parte de la ruta de los dolménes de la Rioja Alavesa.  Los dolménes eran antiguos templos funerarios megalíticos de diferentes períodos prehistóricos, que se situaban en puntos geográficos estratégicos y, que formaban parte de la estructura social de nuestros antepasados hace más de 3.000 años.

El primero que visitamos es el denominado la Chabola de la Hechicera, en el municipio de Elvillar,  en la carretera comarcal de Laguardia. Un lugar mágico y de una extraordinaria belleza para perdernos simplemente divisando el horizonte. Desde este enclave  podemos  contemplar prácticamente todo el Valle del Ebro.  Que se presenta ante nosotros como un mapa desplegado sobre un mar de viñas y, en el que podemos poner nombre a los ríos y valles que lo cruzan. Desde el pico de San Lorenzo nevado, el pico más alto de La Rioja, a el Valle del Iregua, del Najerilla incluso del Oja…y detrás de nosotros, al norte la singular protección de de la sierra de Cantabria y más allá hacia  en el noreste y Navarra, la sierra de Codés…

El tiempo parece detenerse y saboreamos cada instante entrando por el pasillo en la antigua cámara circular rodeada de losas…tocamos sus piedras y sentimos que nos transportan a un pasado lleno de misteriosos rituales y creencias ancestrales.

En el mismo municipio también se puede visitar el dolmen de El Encinal; a las afueras de Laguardia y en la carretera nacional a Vitoria, el dolmen de San Martín, con un guardaviñas sobre su sepulcro; más adelante y siguiendo la misma ruta se encuentra el dolmen de El Sotillo, entre Laguardia y Leza, este es un sepulcro megalítico de corredor; en Villabuena de Álava esta el dolmen de El Montecillo y en Cripán puedes visitar el de los Llanos.

Rioja&North desea un feliz año a todos los viajeros en búsqueda de experiencias singulares y únicas.

 

Acerca del Autor

client-photo-1
Rioja&North

Comentarios

Deja un comentario